Concluyó el VII Taller de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos de Centroamérica y Caribe

El domingo 29 concluyó el VII Taller de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos de Centroamérica y Caribe con la participación de 27 talleristas, 13 asesores (de guion, producción, distribución) y, sobre todo, 16 proyectos que pronto veremos convertidos en grandes películas🎬 🔥 

El Centro Cultural acogió este taller de ocho días organizado por Ibermedia con el apoyo del Ministerio de Cultura de El Salvador y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Los proyectos seleccionados en una convocatoria anterior tuvieron la posibilidad de afinar sus guiones, fortalecer sus planes de producción y, especialmente, crecer en el intercambio con otros cineastas de la región centroamericana.

El equipo de asesores incluyó a Paz Encina, directora de cine paraguaya; Daniela Capelato, productora brasileña;  Camelia Farfán, productora cubana; Diana Bustamante, productora colombiana; Roberto Garza, productor mexicano; Everardo González, director mexicano; Natalia Smirnoff, productora y directora argentina; Pablo Solarz, director y guionista argentino, y Paz Alicia Garciadiego, guionista mexicana. Los proyectos también contaron con las asesorías de Rosa Bosch, distribuidora española; Elena Vilardell, secretaria técnica y ejecutiva de Ibermedia; y Tanya Valette, cineasta y coordinadora del Taller.

En total se asesoraron 16 proyectos entre documentales, largometrajes, híbridos, dramas, con historias personales, de archivo o sueños hechos película como Mariposa, documental de Ingrid Paola Bonilla, de Colombia; Dormir en el bosque, de Ernesto Jara, y El espacio es un animal monstruoso, de Melany Mora Murillo, ambos Costa Rica; La levedad de ella, de Rosa M. Rodríguez y Armando Capó, de Cuba; Las locas de la Praviana, de Brenda Vanegas, Juan Dueñas y Will Baivera, e Himno, de Ernesto Bautista y Melissa Guevara, ambos de El Salvador; El palpitar de los volcanes, de Anaïs Taracena, e Ix, la piedra que cae luego habla, de Luz Maldonado, ambos de Guatemala; El fuego interior, de Javier Suazo e Irene Suazo, y Los niños perdidos, de Enrique Medrano y Luis Flores, ambos de Honduras; El misterio de Índigo, de Daniela Rodríguez y Aída Herrerías, de México; La música en la maleta, de José Luis Bravo y Edgar Romero; Piragua verde, de Ariel Higuero, de Panamá; No estás sola, de Maritere Vélez, de Puerto Rico; Tivonage, de Miguel Batista, de República Dominicana; y El lugar de la memoria, de Andrés Prypchan, de Venezuela.

Actividades abiertas al público 

Por las tardes, el público pudo asistir a varias masteclass, presentaciones y proyecciones de películas. En las masteclass se realizó una aproximación a casos exitosos de la región en materia de distribución cinematográfica, con Rosa Bosch. «Cada película requiere un trabajo profundo y diferente», destacó, y aunque no hay recetas si hay elementos básicos como la realización de foto fija durante el rodaje o el buen diseño, para contar con recursos para una mejor distribución de la película.

También se abordaron las posibilidades de financiación que el fondo Ibermedia otorga para coproducciones y desarrollo de películas. Elena Vilardell explicó el fondo Ibermedia y su convocatoria, un compromiso de los países iberoamericanos con el cine de la región. 

También conocimos las historias detrás de varias grandes historias como la de Profundo carmesí, con el conversatorio con su guionista Paz Alicia García Diego. Un largometraje que nació de una historia real sucedida en Estados Unidos. «Teníamos ya la historia pero uno tiene que  saber por qué quiere contar, no el mensaje, sino el motor interno», dijo. En su caso fue el amor loco, el que se consume a sí mismo. También habló de su estilo como guionista, descriptivo, de diálogos largos. «No tenga miedo a decir lo que quieran y lo que necesiten», recomendó.

Además nos adentramos en la producción de una Jauría llamada Ernesto, donde Everardo González encuentra en el oficio del cine y en el uso de la óptica la propuesta para contar una historia en varias primeras personas, guardando el anonimato gracias a la profundidad de campo y la óptica fija. Con Paz Encina conocimos la historia del pueblo indígena ayoreo, en Paraguay, la importancia del estudio profundo para adaptarse a las circunstancias de la producción y la música como vertebradora de la edición. También vimos la película argentina La afinadora de árboles y conversamos con Natalia Smirnoff sobre la improvisación en la construcción de personajes. Diana Bustamante también mostró Nuestra película, un documental elaborado a base de imágenes de archivo de la televisión colombiana que crea otras narrativas a las construidas por los medios en los años 80 y 90 colombianos.

Más actividades

abril 2024

lu ma mi ju vi sa do
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5